Noticias y Eventos

Antioxidantes: aliados de la salud

El efecto tóxico del oxígeno se ha estudiado desde hace más de 100 años, en un principio este efecto estuvo focalizado en el daño que pudiese haber causado a las enzimas, habiéndose observado que solamente las enzimas que tenían grupos sulfhidrilo eran susceptibles a ser dañadas por el oxígeno. En un estudio realizado con animales de experimentación (ratas albinas), se observó que cuando se les colocaba en un ambiente con oxígeno puro todas las ratas fallecían a los tres días de exposición con visible daño en los pulmones y otros órganos, estos resultados permitieron mostrar que el oxígeno producía efecto nocivo al organismo. antioxidantes

Después de 15 años de esta observación, se pudo sugerir que el oxígeno probablemente producía la muerte en las ratas debido a que generaba el radical libre denominado anión superóxido, el cual posteriormente formaba el radical hidroxilo que en la actualidad se considera como el radical libre más nocivo para el ser humano. La mayor cantidad de radicales libres o “especies reactivas de oxígeno” (ROS, por sus siglas en Inglés) se forman en las mitocondrias del hígado, músculo, cerebro, pulmones, corazón, etc. Este proceso se realiza utilizando oxígeno, por cuyo motivo, cuanto mayor es la frecuencia respiratoria mayor será la formación de radicales libres.

Los radicales libres también se generan en el ser humano, debido a diferentes reacciones ejemplo a) cuando el peróxido de hidrógeno reacciona con el ion cuproso o el ion ferroso, b) cuando la vitamina C reacciona con el hierro, c) en el proceso denominado isquemia/reperfusión que ocurre en una intervención quirúrgica, d) por acción de la ciclooxigenasa en los procesos inflamatorios, etc. Así mismo, los radicales libres pueden generarse cuando una persona fuma cigarrillos, por la contaminación ambiental, por el efecto de ciertos medicamentos como el paracetamol, por la ingesta de alimentos procesados, por la ingesta de elevadas cantidades de fructosa, carbohidrato que se encuentra en las preparaciones dulces, bebidas, conservas, etc.

El ser humano dispone de un sistema de defensa antioxidante que le permite neutralizar el efecto dañino de los radicales libres, este sistema está constituido por enzimas como la superóxido dismutasa, catalasa, glutatión peroxidasa, etc., también, dispone de compuestos que el organismo sintetiza, como el ácido úrico, glutatión, ceruloplasmina, transferrina, etc., pero este sistema no es lo suficientemente eficiente para bloquear la acción nociva de los radicales libres, por cuyo motivo, es necesario que ingiera con la dieta alimentos que contengan sustancias antioxidantes como los polifenoles, antocianinas, flavonoides, vitamina C, vitamina E, β-caroteno, etc. Estos compuestos antioxidantes se encuentran en las frutas tales como: uvas, manzana, mango, ciruela, fresas, naranja, tuna, aguaymanto, etc., también se encuentran en las verduras, hierbas y condimentos como: brócoli, betarraga, zanahoria, col roja, pimiento, perejil, cebolla roja, ajos, orégano, kion, cúrcuma, etc.
Las plantas medicinales también poseen un elevado contenido de sustancias antioxidantes, habiéndose descrito la estructura tridimensional de un gran número de estos compuestos con efecto antiviral, antibacteriano, hipoglicemiante, anticancerígeno, etc., encontrándose actualmente un elevado número de compuestos fitoquímicos que no han sido estudiados, especialmente de aquellas plantas de la selva peruana.

Un considerable número de estudios epidemiológicos muestran los efectos beneficiosos para la salud que tiene una dieta constituida por una apropiada diversidad de frutas y verduras; se sugiere en este sentido, la ingesta diaria de verduras y frutas de diversos colores debido a que nos proporcionan compuestos antioxidantes de distinta naturaleza, ya que es necesario tener en consideración que las sustancias antioxidantes poseen diferente eficiencia para neutralizar los radicales libres, que también son compuestos de estructura muy diferente, como son el superóxido, hidroxilo, peroxilo, hidroperóxido, etc.

Los compuestos antioxidantes no solamente tienen la propiedad de neutralizar la acción deletérea de los radicales libres sino que también tienen la propiedad de inhibir o activar vías de señalización celular. Los procesos metabólicos en una célula se regulan con la participación de hormonas, factores de transcripción, factores de crecimiento, enzimas, coenzimas, etc. Es decir, el metabolismo celular está regulado a través de la participación armoniosa de los componentes antes citados a través de las vías de señalización celular, receptores, transportadores, etc., los que juegan un rol muy importante. En este sentido, los antioxidantes protegen a las células impidiendo que se utilicen vías de señalización como aquellas en que intervienen el NF-kB, JNK, AP-1, MAPK, etc. que pueden conducir a la síntesis de sustancias nocivas para la propia célula u otras células del organismo.

La Organización Mundial de la Salud recomienda la ingesta diaria de cinco porciones de frutas y verduras de distinto color y justamente la dieta mediterránea tiene entre sus principales componentes a las frutas y verduras. Los diferentes estudios epidemiológicos en el mundo muestran que las personas que ingieren una dieta como la que se ha sugerido anteriormente, tienen menores posibilidades de desarrollar enfermedades crónicas no transmisibles como cáncer, diabetes mellitus, psoriasis, aterosclerosis, obesidad, enfermedades cardiovasculares, etc.

Dr. Emilio Guija Poma, Mg. Henry Guija Guerra.
Centro de Investigación de Bioquímica y Nutrición. Instituto de Investigación FMH - USMP.

Descargar nota  pdf

La Molina, agosto de 2020
ÁREA DE DIFUSIÓN
Oficina de Extensión y Proyección Universitaria
Facultad de Medicina Humana - USMP

Contáctenos

Si desea obtener más información, llame al teléfono o escríbanos:

  • Teléfonos: 3(511) 365-2300 / (511) 365-3640 Fax: 365-0485

Av. Alameda del Corregidor 1517-1531, Urb. Sirius - III Etapa - La Molina